ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA
Martes 30 de Enero de 2018

     
ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA

“Todos somos voluntarios de una u otra forma. De repente tenemos nuestra vocación de servicio guardada y como no hay la oportunidad no se dan cuenta de que allí está. Sería bueno descubrirla, entregarla, y que vengan al INABIF, acá podrán ayudar a niños, adolescentes y adultos mayores, que nos transmiten tantos sentimientos y nos brindan nuevas vivencias”.

 

Con estas palabras nos recibe la presidenta de la Asociación de Damas Voluntarias Un Nuevo Amanecer (ADVUNA), Orfelina Centti de Sáenz, licenciada en Servicio Social, que colabora con los Centros de Desarrollo Integral de Familia (CEDIF) del INABIF.

 

Nueve amigas

ADVUNA fue creada y fundada el 26 de octubre de 2006 y constituida con el apoyo de la entonces Gerencia de Desarrollo Integral de la Familia y Promoción del Voluntariado (UGDIFPV) del INABIF (hoy Unidad de Desarrollo Integral de la Familia UDIF).

 

 “Nuestra asociación se formó gracias a un grupo de nueve amigas con gran espíritu social, de ese grupo hoy solo quedo pues las otras señoras se retiraron por problemas de salud. Veíamos al INABIF como una institución con programas sociales de ayuda para las personas en situación de riesgo, pobreza y pobreza extrema” menciona la señora Orfelina.

 

“Así que un día nos juntamos, queríamos hacer algo útil, emplear el tiempo del lonche para ayudar a otras personas. Nos decidimos y llegamos al INABIF para ver cómo podíamos encajar en su labor”, nos dice. “Los funcionarios nos dieron facilidades para desarrollar nuestro voluntariado, pero nos advirtieron que teníamos que constituirnos jurídicamente”, señala.

 

De inmediato, iniciaron los trámites y al poco tiempo estaban listas. Recordó que el inicio fue con dificultades, no de ánimo, ya que eso sobraba, sino de presencia, de que las conozcan. Por lo cual empezaron a tocar puertas de empresas privadas para presentarse y animarlos a colaborar con su causa.

 

Y así llego el tiempo del primer evento que se realizó en el Palacio Municipal de Los Olivos en la Navidad del 2006 para los niños de El Ermitaño. Orfelina nos comentó que   la ayuda recibida para organizar esa primera celebración fue de toda su familia, que donaron piscinas de pelotas, muñecas, pelotas de colores, carritos y otros juguetes.

 

A esta primera actividad, le siguió otra, también en el Palacio Municipal del distrito de Los Olivos. Realizaron una campaña de corte de cabello y de manicure. Después vino una tercera, esta vez para el celebrar el Día del Niño y de allí una más, la de Navidad, una gran fiesta, con dulces, gaseosas, panetones, golosinas, juguetes y show, siempre en Los Olivos ya que se tenía el apoyo del alcalde de ese entonces.

 

Cabe indicar que los CEDIF pertenecen a la Unidad de Desarrollo Integral de las Familias (UDIF), unidad de línea del INABIF, que conduce, ejecuta y supervisa acciones de desarrollo y protección de las familias en situación de vulnerabilidad y riesgo social.

 

Los CEDIF realizan actividades de integración, capacitación y consejería familiar, estimulación temprana, refuerzo escolar, talleres de habilidades sociales, biohuertos, y formación ocupacional en zonas de pobreza y extrema pobreza y extienden sus servicios a zonas vulnerables a través de los Centros Comunales Familiares (CCF) y los Centros de Recreación Familiar (CRF). En estos últimos, se desarrollan actividades deportivas, recreativas y culturales dirigidas a niñas, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores de la comunidad con la finalidad de promover el buen uso de tiempo libre.

 

Labor silenciosa

Orfelina Centi nos cuenta que el año pasado (2017), celebraron la Navidad en el Centro de Recreación Familiar (CRF) El Ermitaño, con alrededor de 300 niñas, niños, jóvenes y adultos mayores provenientes de los CEDIF Año Nuevo, Tawantinsuyo y sus CRF.

 

“Por todo lo que hemos hecho estoy muy contenta, gratificada, con la sonrisa de los niños y su familias me es suficiente. Tengo tres by pass al corazón, el 23 de diciembre del año pasado fue mi última operación, justo un día después de la fiesta que hicimos por Navidad. Por eso duermo tranquila, me conservo bien por el cariño de la gente. Siento su estima, nos reconocen la labor silenciosa que hacemos”, añade.

 

En los últimos años, ADVUNA ha reforzado su labor con el apoyo de varias universitarias jóvenes, que con mucha mística organizan los eventos programados para el año. Los horarios y lugar donde realizarán su voluntario son determinados por ellas mismas, de acuerdo a su tiempo.

 

Esta asociación tiene presencia en los siguientes CEDIF con sus respectivos Centros Comunales Familiares (C.C.F): Pestalozzi (Cercado de Lima); Tahuantinsuyo (Independencia); Año Nuevo (Comas), San Judas Tadeo y Santa Bernardita (Villa El Salvador); también en Rosa de Lima (Villa María del Triunfo), Pamplona Alta (San Juan de Miraflores), Turquezas (Ancón) y Dalias (Chaclacayo). Asimismo apoyan en el Centro de Recreación Familiar (CRF) El Ermitaño, cuarta zona  (Independencia), y en el Centro Comunal Familiar (CCF)  Sagrado Corazón (San Martín de Porres).

 

Voluntarios para ADVUNA

Para ser miembro de ADVUNA solo hay que ser mayor de edad, gozar de buena salud física y mental, tener disposición y sobre todo vocación de servicio. El teléfono de contacto es 4176720, anexo 169.

Fuente: SUB UNIDAD DE COMUNICACIÓN E IMAGEN


ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA

ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA

ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA

ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA

ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA

ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA

ADVUNA: TODOS SOMOS VOLUNTARIOS DE UNA U OTRA FORMA