Historia de éxito: De trabajador de la calle a empresario
Miércoles 22 de Febrero de 2012

     
Historia de éxito: De trabajador de la calle a empresario La historia de Naun se inicia en Huancavelica, desde donde llega a la capital a inicios de los noventa, junto a sus padres y sus nueve hermanos. Desde adolescente se dedicó a lavar autos en San Borja, sentía que tenía responsabilidades que cumplir con sus padres. En ese momento el colegio pasó a un plano menor en su vida: llegaba tarde y no cumplía con las tareas.

Su caso fue reportado al programa Educadores de la Calle del Inabif y fue así que tuvo una tutora que le ayudó a organizar su tiempo. Seguía trabajando y a la vez acudía a clases, lo que le permitió darse cuenta que los estudios serian la clave de su formación personal.

Vivía en casa de su hermana en San Juan de Lurigancho y estudiaba en las noches en un colegio de Salamanca, se había comprometido a acudir a talleres y charlas con el personal del Inabif. Cuando no iba a clases lo buscaban, siempre volvía a algún trabajo: ayudante en jardinería, vendedor, cobrador. Recién a los 19 años pudo acabar la secundaria.

Gracias al Inabif obtuvo una beca para estudiar locución y paralelamente continuó lavando carros. Sacaba unos 110 soles al día y en una mala jornada su ganancia no bajaba de 50 soles. No estaba mal para él pues además podía permitirse ahorrar un poco. Fue por eso que Willy, su hermano mayor, acudió a él para pedirle un préstamo cuando se decidió a iniciar un negocio de venta de lámparas, focos y otros productos de iluminación.

Este hermano ya llevaba ocho años en una empresa grande dedicada a este rubro y quería tener algo propio. Convenció a Naun que le prestara el dinero y le pidió que trabajara con él. En el 2000 alquilaron un espacio pequeño en la avenida Tomás Marsano.

Naun se quedaba a cargo de la tienda cuando su hermano salia. Pero no sabía nada de electricidad ni de focos. Lo poco que ganaba en el negocio le alcanzaba para pagar gastos y comida. De pronto tuvieron un cliente grande cuya compra ayudo a dar impulso al negocio.

El joven aprovechó el momento e inició sus estudios de electrónica, gracias a eso, hoy maneja grandes compras y proyectos. Via Design es la empresa de la que es socio y ha Iluminado hoteles, restaurantes y viviendas. Trabaja con arquitectos y diseñadores. Se hace cargo de las compras y de hacer que sus productos se vendan a mejor precio.

El año pasado viajó a China por primera vez, lo que le permitió afianzar sus importaciones. Hoy Naun Huarcaya es un próspero empresario de la iluminación. Su empresa maneja ahora tres listas de precios, según sus clientes. Ya diseña algunas lámparas y las fabrica en Lima. Todo lo demás se importa. La marca con la que vende se llama D-Luce, la tienda es Via Design (con dos locales en Miraflores) y con Delta Ilumina importa y distribuye productos a los comerciantes de ferretería de Tomas Marsano, Centro de Lima y Las Malvinas.

El almacén de la empresa tiene 800 m2, pero para crecer y disponer mejor de sus inventarios (manejar con más eficiencia los productos de baja rotación) se ha comprado un terreno de 5.000 m2 en Pachacamac. La idea es unificar allí todas las actividades para estar preparado con el objetivo de vender también a Bolivia y Ecuador.

Naun dirige Via Design con sus hermanos Willy y Angel. Tiene 23 sobrinos y dice que también está construyendo la empresa para ellos. Ahora está decidido a seguir la carrera de marketing en una universidad, aunque le cueste más tiempo y esfuerzo. “Quiero seguir capacitándome”, dice, y algo en su mirada se ilumina”, nos dice.

Todas las enseñanzas obtenidas a lo largo de los años que Naun estuvo en el programa Educadores de Calle le han servido para que direccione su vida y salga adelante. Naun se emociona al recordar los momentos vividos gracias al Inabif y se siente muy agradecido por la oportunidad que tuvo “Sin el Inabif mi vida no hubiera sido igual”, nos dice.

Así como esta son muchas las historias de niños y adolescentes trabajadores de calle que, gracias al programa Educadores de Calle del Inabif, con más de veinte años de trabajo, logran reinsertarse a sus estudios y ser hombres y mujeres de bien.

Fuente: SUB UNIDAD DE COMUNICACIÓN E IMAGEN


Historia de éxito: De trabajador de la calle a empresario

Historia de éxito: De trabajador de la calle a empresario